Home Page Image
Sprekelia formoisissima
 


Flor de Lys

Esta esencia también se caracteriza por estar formulada y pertenecer al grupo de las esencias áureas. Seguramente, es de las flores mas misteriosas y desconocidas tanto en su identificación botánica como en el antiquísimo origen de su simbología. Su utilización en la cultura occidental, como signo y símbolo de “realeza” se remonta al noble Merovingio Clodoveo, rey de los Francos (es la flor que aparece en el escudo francés).

Lo sorprendente de esta utilización, es que la Flor de Lys no existía botánicamente en Europa, pues es de origen americano- razón por la cual se la ha pretendido identificar repetidas veces con diversos lirios europeos-. Por lo tanto, se puede afirmar que en occidente, se conoció, misteriosamente, antes el símbolo que la flor.

La Flor de Lys fue sagrada –como uno de los distintivos de Quetzalcoalt- para los Olmecas, Toltecas y Mayas bajo el nombre de Omexóchilt que significa Flor del atardecer o estrella Vespertina. Igualmente fue muy relevante para Aymarás, Atacameños y otros pueblos de América del Sur.

La disposición de sus pétalos, 3 en la parte superior y otros 3 en la parte inferior, conforman dos tetraedros que se enlazan y simbolizando la correspondencia trinitaria entre el cielo y la tierra.

Históricamente y diversas culturas, ha simbolizado siempre cualidades nobles o divinas como; el honor, la realeza, la pureza, la generosidad, la perfección, la luz de la vida y la santísima trinidad.

En el ámbito terapéutico convencional esta esencia tiene una alta acción armonizadora debido a su enérgica función restauradora del nivel magnético y por esto puede asociarse a la mayoría de los desequilibrios.

Principales Funciones y Aplicaciones

Ayuda a la apertura de la percepción armónica de otros niveles mentales y a reducir el exceso de intelectualismo. Alivia el desasosiego mental y el miedo a “perder la cabeza”. Ayuda a entrar en un nuevo orden mental.

Limita la influencia mental de otras personas, del inconsciente colectivo y de otros niveles interdimensionales; por lo que puede ser muy útil en episodios de liberación y conflictividad psíquica en el planeta o en situaciones de “contagio” colectivo de preocupación o pánico. Muy útil en situaciones de crisis, acontecimiento telúricos-magnéticos y desastres naturales. Protege de cualquier influencia psíquica. Incrementa el sosiego, la confianza y la lucidez ante situaciones criticas.

Despierta la intuición y amplifica la capacidad de toma de decisiones y elección del propio camino. Ayuda a crear conciencia de unidad y de dirección de esfuerzo entre personas para el bien común. Estimula la búsqueda interna y la necesidad de pureza.

Limpia de viejas informaciones la carga magnética del agua para que pueda recibir nuevos valores y ayuda a soportar bioenergéticamente los conflictos asociados a posibles cambios gravitacionales del planeta.

Instala nuevas resonancias en los fluidos mejorando con ello, la capacidad de recepción de energías cósmicas de nueva magnitud.

Se puede utilizar para armonizar lugares (3 gotas en un spray de 250cc) y para purificar la carga magnética del agua de pozos, ríos o estanques (de 1 a 3 gotas).

En situaciones de crisis ambientales es recomendable su utilización, en el entorno próximo, con animales y plantas.

Armoniza y protege de la desvalorización a otros remedios florales, por lo que se sugiere añadir una gota de dilución de flor de Lys a las fórmulas y diluciones florales.

Modo de empleo:

Similar a las demás esencias áureas, salvo que la Flor de Lys se puede utilizar pura en situaciones de crisis (sin diluir) y nunca cuenta en cuanto a número de esencias a mezclar.

  • Diluir 3 gotas del concentrado para 30cc de solución, agitar y usar. Administrar 3 gotas, 3 veces al día.
  • Diluir 1 gota en un poco de agua (una cuchara) tomar 3 a 5 veces al día.
  • Diluir 3 gotas en un spray de 250cc para armonizar lugares.
  • Verter 1 a 3 gotas directamente en pozos, estanques, lagunas o ríos para purificar la carga magnética de sus aguas.

En relación al trabajo sobre las aguas de un río o lagunas, es conveniente tener presente que, las perturbaciones y viejas informaciones sobre la carga magnética en las aguas del planeta por saturación, no facilitan la entrada de la nueva información requerida en los momentos de cambio planetario. Limpiar sus aguas en estos momento de cambio es algo de lo que estamos en deuda con el planeta. Para realizarlo, en río o laguna, sus aguas debe ser limpias, que no reciban o estén claramente contaminadas con desperdicios. Por otras parte, basta dejar caer las gotas en cualquier parte de la laguna o el rió. En este último sin importar en que parte del torrente caiga, por acción refleja, se trasmite corriente arriba y abajo, ejerciendo su acción de descarga magnética en todo el río.

La aventura continua, con nuevas estructuras de soporte vibracional.